Creemos que conocemos a las personas que nos rodean…familiares, parejas, vecinos, amigos etc…cuando en realidad creo que no nos conocemos ni a nosotros mismos.

Hay personas que no importa cuantas veces las veas o les hables…si mañana desaparecieran no te importaría lo más mínimo, probablemente ni te dieras cuenta de que ya no están…sin embargo otras marcarán tu vida para siempre. Si mañana no sabes de ellas el dolor en el alma será tan intenso que tendrás la sensación de que se quema en tu interior y ya jamás volverás a ser la misma persona, no digo que vayas a cambiar radicalmente tu forma de ser no, ni que cambiarás a mejor o peor persona, tampoco es eso…simplemente serás Tú pero incompleta.

Me he dado cuenta que para conocer a una persona, y cuando digo conocer me refiero a saber de sus inquietudes, miedos, deseos, sueños, añoranzas, no importa si has vivido bajo el mismo techo durante 50 años, que sea tu propia madre, tu pareja o un amigo.Si esa persona no desnuda su alma ante ti, jamas la conocerás.

Estos días estoy teniendo el gran placer de poder leer lo escritos, poemas y vivencias de la mujer que me dio la vida…y aunque ya sabía gran parte de su historia, cuando la lees en la intimidad y tu concentración está plenamente en lo que lees te das cuenta de que no la conocías lo suficiente.
Cuando escribimos en un diario es algo muy personal…nos desnudamos ante nosotros mismos y nos da miedo y causa inseguridades…también nos ayuda a desahogarnos e intentar superar y mejorar con lo que no estemos satisfechos. Pero sobre todo te das cuenta de la confianza que ha depositado esa persona en ti en dejar que lo leas,  pues creo que de alguna forma pone su alma en tus manos y es una manera de decirte…estoy agotado no puedo mas con esta carga, necesito compartirla para que no me pese tanto.

El ser humano es igualmente fuerte que frágil…es como ese dicho que dice que la vida te da las mismas oportunidades de fracasar que de hacerlo bien o que la vida solo te da el dolor que puedes soportar. Pues yo creo que todo depende de nuestro entorno, de quién nos rodea y sobre todo de quien nos quiere o nos ama el que seamos mas fuertes que débiles y que podamos sobrellevar el dolor y sufrimiento.

Escribir está muy bien, es una terapia, pero si no expresamos nuestros sentimientos a los que nos importan, a nuestra pareja, podemos perder la gran oportunidad de que realmente nos conozcan…y quizás, solo quizás, cuando lo hagamos sea ya demasiado tarde.

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s