Tenía tantas ganas de conocer Barcelona, que no me importó aceptar la invitación de casi un desconocido para recorrerla durante un largo fin de semana. Era la priIMG_3209mera vez para ambos, así que la ilusión era compartida.

La ventaja que tiene llegar a Barcelona de noche, es que cuando sales de la boca de metro para llegar a los Apartamentos Cosmo, donde nos alojaríamos durante los próximos 4 días, es que te encuentras con la casa Batlló iluminada. Ahí mismo me dí cuenta de que me enamoraría perdidamente de esa ciudad.

Dejamos el equipaje en el apartamento, y empezamos a buscar algún sitio tranquilo donde cenar con una buena copa de vino. Muy cerquita se encuentra el Restaurante Citrus, un lugar tranquilo, elegante y romántico…buen comienzo para empezar a conocer al hombre que sentado frente a mi, observaba como elegía el menú para los dos.

Al día siguiente decidimos caminar hacia La Rambla, el día invitaba a eso, a pasear por la ciudad…y que bonita ciudad. Perderse por el Barrio Gótico, fue una de las experiencias más maravillosas que había tenido en mucho tiempo, estas en una gran ciudad pero la sensación es de estar en un pequeño pueblo. Me habían hablado del Bosque de las Hadas, una cafetería que está en el Museo de Cera, pero nunca pude imaginar la magia que habría en su interior. Visita obligatoria para descansar y picar algo.

 

Si Barcelona tiene infinidad de cosas que ofrecer durante el día, la noche es más especial aún. Miles de restaurantes y taperías, acogen a ciudadanos y turistas, la variedad es infinita, y la amabilidad de sus gentes de quitarse el sombrero. Estos son algunos de los restaurantes y sitios de copas que visitamos: Mi favorito, estaba justo al salir del apartamento, por lo que cada noche antes de subir, me tomaba un cosmopolitan y él un dry martini Les Gens que J´Aime . Me pareció muy curioso El Naciona con sus múltiples restaurantes y barras para tomar unas tapas.

Pero de las cosas que mas me gustan son sus conciertos de jazz, tuvimos la oportunidad de ver en el club de jazz Jamboree a Dani Pérez ex-componente de Los rebeldes en concierto acompañado de su Big Band y con la colaboración de Dani Ne-lo…no tengo palabras, fue una experiencia casi orgásmica.

Para experiencias, la experiencia religiosa de visitar La Sagrada Familia. Observando cada detalle y sobre todo admirando su majestuosidad, llegas a la conclusión de que el hombre no tiene límites, o  Gaudí no los tenía…todo aquello que imagines, puedes hacerlo. De Gaudí me quedo con una frase suya: “La originalidad consiste en volver al origen”…tan sencillo como eso.

Y que decir de la Casa Batlló, es como entrar en una casa de fantasía, de cuento…mágica. Como mágico está resultando ser el hombre que me acompaña …y espero, que nunca deje de serlo.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s