El ser humano es complejo, como pensamos, como sentimos, las decisiones que tomamos… complejo y fascinante.

Esa complejidad del conjunto, no evita que todos compartamos los mismos sentimientos, quizás en la forma de exteriorizarlos es donde radica las diferencias. Personalmente creo que cada uno de nosotros albergamos en nuestro interior todos esos sentimientos y conductas que vemos en los demás. ¿Cómo si no podemos identificarlos?

Si pienso que alguien es débil, envidioso, maleducado, triste, feliz, cuerdo, loco… es porque yo también lo soy.

Nos es más fácil juzgar al otro que a nosotros mismos, y no es que no conozcamos nuestros mayores defectos, es que no conocemos tampoco nuestras grandes virtudes.

Es ahora, cuando podemos poner en práctica una técnica que no sé si estará en las consultas de los psicólogos…, aprendamos a conocernos, reconociéndonos en el otro.

Empecemos por lo que consideramos defectos. Si pienso que una persona es cobarde, infeliz, envidiosa, es que estoy reconociendo un sentimiento que yo albergo en mi interior, o en algún momento de mi vida, lo he sentido… si no lo tengo en mi, no lo conozco, sería imposible reconocerlo.

Por lo tanto, si pienso que una persona es valiente, feliz, generosa, igualmente estoy reconociendo esos sentimientos porque en algún momento los he sentido.

Conclusión… al juzgar a alguien, nos estamos juzgando a nosotros mismos, al insultarla nos insultamos, al admirarla… nos admiramos.

Si aceptamos la insoportable levedad de nuestro ser, también debemos aceptar la del otro. Ahora bien, si no aceptamos la nuestra… no aceptaremos la de nadie.

Se suele decir que somos la suma de lo que comemos, vivimos, leemos, amamos, y si nos relacionamos entre nosotros…, el otro, también nos suma. Y siempre suma, nunca resta… resta lo que no vives, no lees, no amas, no comes.

Si pensamos de nosotros mismos que no somos ni malos ni buenos, tampoco lo será el otro.

P.D. si no han leído la “Insoportable levedad del ser” de Milan Kundera (1984), os lo aconsejo fervientemente. Lo leí con 15 años (hace 30) y aún pienso que quizás sea el mejor libro que he leído. Los que no seáis de leer o la impaciencia os lo impide, (soy bastante impaciente) tenéis la película que lleva el mismo titulo del año 1988.

*Alejandro Jodorowsky… ya puedes abandonar mi cuerpo. 😉

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

6 comentarios sobre “Reconocernos en el otro.

  1. Muy buena reflexión, me has hecho pensar mucho. Siempre he oído esa frase de que lo que nos molesta de los demás es porque nosotros lo tenemos. Bien, en algunas cosas es así. Los distintos sentimientos y defectos los tenemos todos, sino seríamos ángeles. Esta bien conocerse y reconocerlos, por ejemplo la envidia, la vemos también en nosotros, quien no ha tenido envidia o celos alguna vez? si es un sentimiento que tenemos desde muy niños, yo vengo de una familia numerosa, alguna vez lo he sentido. Y de mayor, me lo veo, pero intento evitarlo por lo injusto hacia la otra persona, y también lo he sufrido. Hay personas que tienen luz propia, y eso molesta mucho, yo veo la injusticia. Y la ira por ejemplo a ver quien no se ha cabreado y ha roto cosas o ha tirado cosas a la basura. Es verdad que hay cosas que me cuesta mucho verlas o porque no están en mi o no las quiero ver porque lo rechazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Todos estamos compuestos de la misma materia, emociones y sentimientos, viene de fábrica. Es un tema muy extenso y con demasiados matices y variables para una entrada de blog, debería hacer una tesis doctoral pero no soy doctora… :). Si cuando lees algo o escuchas algo, de alguna forma te sientes aludido y por lo tanto identificado, es entonces cuando te estas reconociendo en el otro, y si no te gusta te defiendes y como no podemos juzgarnos a nosotros mismos…juzgamos o atacamos al argumentador y no al argumento.
      Gracias Eva y perdona que haya tardado en contestar. Un beso.

      Me gusta

  2. Hola Elia! (Siento extraño llamar a alguien más con nuestro nombre), es un libro más a mi lista, me gusta la forma en que describe la existencia, la vida, el conjunto de emociones que nos definen.
    Un fuerte abrazo Elia!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s