Todas las mañanas se enfrenta a sus miedos. Se levanta de la cama y se dirige al balcón. Sentado en su sillón, contempla la vida a través de los cristales, como quién ve la televisión, es un mero espectador. Han pasado ya dos años y aún le duele mirar hacia el otro sillón. Todo lo hacía con ella; dormir, despertar, contemplar, soñar, reír, llorar, comer, besar, vivir. Ahora, el menor de sus temores es sentarse… y esperar.

Elia Wheat

(Balcón, sentado, menor) reto 5 líneas

Anuncios

11 comentarios sobre “La espera

  1. Te prodigas poco por estos lares, pero te prodigas bien, ¿no? Como en la rancherita esta que dice “no hay que llegar primero, pero hay que saber llegar”. Te has aplicado el cuento, aunque seas de territorio yanki aplicando frases de mariachis…
    ¡Besote de verano de parte de la Vistinu del lifting!

    Le gusta a 1 persona

      1. Nos consta que se lo has recordado al tito Trump, nos consta… ¿Pues no es verdad que hemos vendido una quincena de ejemplares por aquellos lares? Fijo que en el despacho oval hay un ebook con la (antigua) cara de Vistinu.
        ¡Bien jugado, directora de marketing de ultramar!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s