Blog

Carta a Mamá.

¡Hola Mamá!

Son tan extraños mis sentimientos y van cambiando con el paso de los días. Lo primero que sentí fue negación, incredulidad, casi al mismo tiempo sentía culpa…sí Mamá culpa, sentía que de alguna forma pude haber hecho mas, podría haber evitado el fatal desenlace.

Y ahora 20 días después, me encuentro leyendo todos tus escritos, poemas, sueños, miedos e inseguridades…y no sabes dentro de mi tristeza, cuanto me alegro de tenerlos. Lloro, río y me asombra lo que me parezco a ti…también me da mucho miedo, pero quizás gracias a ellos te pueda entender mejor y me pueda entender mejor.

¿Sabes Mamá?, no recuerdo si alguna vez fuimos a tomar café juntas fuera de casa, o de compras. Me daban tanta envidia mis amigas y compañeras cuando las veía pasear con sus madres que cuando iba a casa a desayunar o tomar café contigo, casi siempre acababa enfadada  por no poder hacer esas cosas tan corrientes contigo. Los recuerdos que tengo de hacer cosas juntas son de muy pequeña, pero no tengo recuerdos de dos mujeres (madre e hija) adultas compartiendo un día de chicas…y me enfado, y me pregunto por qué Mamá, ¿por qué no pusiste remedio cuando estabas a tiempo? ¿por qué al perder a tu padre hace 30 años hizo que te encerráras en ti y de algún modo pasamos a un segundo plano? perdóname, pero es así como lo siento. Empezaste a escribir en ese momento, la pena te embargó y se adueñó de ti, comenzaste a expresar tus sentimientos en cualquier trozo de papel, es algo que tenemos en común, se nos da mejor escribir nuestros sentimientos que decirlos…quizás si yo hubiese sido mayor podría haber estado ahí para escucharte.

El destino ha hecho que yo te pierda a ti casi a la misma edad que tú perdiste a tu padre. Quizás tú empezaste a escribir para que yo te pueda leer hoy y de alguna forma cambiar algunos aspectos en mi vida…no lo sé.

Lo que sí haré como homenaje a ti, es tener este apartado para escribir parte de tus pensamientos, sueños, ilusiones e inseguridades…sé que te gustaba la idea cuando te decía: ¡Mamá algún día cogeré todas esas libretas que tienes escritas y las publicaré con faltas de ortografía incluidas! tú me decías que no me olvidara de tus dibujos, que si los hubiese hecho alguien ya famoso estarían en museos…jaja, no sé yo, pero me encantan.

Es curioso como al empezar esta carta la tristeza y el llanto me invadían, y como a medida que he ido escribiéndo se han atenuado…supongo que es lo que tú sentías al escribir, un desahogo necesario.

Te Quiero Mamá.

 

Anuncios

Soledad

Eran las tres y nueve minutos de la madrugada cuando llamaron a la puerta. Nadie llama a esa hora para decir que te ha tocado la lotería, seguro eran malas noticias. Me levanté y recorrí el camino hacia la puerta descalza y a oscuras. Intenté mirar por la mirilla, pero todo estaba negro. Un aire frío comenzó a filtrarse por debajo de la puerta y helaba mis pies desnudos. Esta vez venía a por mi, no tenía la menor duda. Mi peor pesadilla se había cumplido.

Reto 5 líneas.

 

 

 

 

 

Premios Bloscars

Estas premios sirven para que entre todos nos conozcamos un poco mejor y poder descubrirnos entre nosotros mismos. Agradezco esta nominación a mi amigo Fer de El tintero , un blog de culto a la literatura, a la palabra escrita, a los sentimientos. Por algún motivo sabía que me haría ilusión ;). Para continuar la cadena de “Bloscars” hay que contestar a una pequeña entrevista y pasar el testigo a otros ocho blogs.

1. ¿Cuándo abriste el blog?

Diciembre del 2016

2. ¿Cómo empezaste a bloguear?

Como terapia.

3. ¿Sobre qué es tu blog?

Es un blog personal que abarca cualquier cosa que me interese.

4. ¿Cuál es tu cita preferida?

La que incluya una buena copa de vino.

5. ¿Cuál es tu destino favorito de vacaciones?

No es el dónde, es con quién. Mi marido.

6. ¿Eres del tipo de personas que prepara meticulosamente un viaje o simplemente sigue el flujo?

Creo que pocas cosas hacen más ilusión que preparar un viaje, por ello lo preparo meticulosamente. Luego, como siempre, me dejo llevar.

7. ¿Cuál es tu color favorito y por qué?

El de una puesta de sol. Es mi hora favorita.

8. ¿Tus aficiones?

Disfrutar de la vida.

9. ¿Tu música favorita?

Me gusta mucho la música en general, pero reconozco que tengo especial debilidad por los temas cargados de tristeza y melancolía.

 

☆Nominados:

Esta es la parte más difícil. No sé si algunos ya habréis sido nominados o quizás no os interese lo más mínimo este tipo de juegos, pero como no es obligatorio, vosotros decidís que hacer. 😉

Las Crónicas del Otro Mundo

Paula de Grei

Ana Centellas

Luces y Sombras

El hombre que le susurra a los sentimientos

Caminando…

Así, como un 8 tumbado

RonaldViajero

Y tú, ¿de dónde eres?

Hace unos días conocí a una persona de 54 años que hacía más de 30 años que vivía en Francia. Dueño de un bar pequeñito, pero con mucho encanto y alma, mas tarde charlando con él, descubriría el por qué.

Durante nuestra estancia en ese maravilloso pueblo, solíamos frecuentar este pequeño bar llamado “La Luna”. Puede ser que de primera me atrajera el nombre (parece que es poner un pie fuera de tu país para que todo te recuerde a él), o quizás hay personas a las que estas destinado a conocer. Ya el primer día que fuimos nos pareció un tío muy majo, lleno de tatuajes, el pelo algo largo, completamente blanco, un pendiente, los dedos llenos de anillos, de mirada y sonrisa amable y sincera. Le encantaba poner diferentes estilos musicales desde su propio ordenador y hacer búsquedas de las canciones que le pedían. Nuestra comunicación fue bastante breve, ya que desafortunadamente no hablo francés (algo que me he propuesto corregir) y él no hablaba inglés (el idioma universal por excelencia).

Una noche en la que no tenía mucho trabajo, salió del bar para fumar un cigarrillo. Mi marido y yo nos encontrábamos sentados fuera en una de las dos pequeñas mesitas que tenía junto a la puerta, tomándonos la copa que previamente nos había servido, mientras charlábamos en español. Se acercó a nosotros sonriente, como de costumbre y nos dijo con acento francés a lo Jean Reno cuando habla español: “¿Hablas español?”. Mi marido y yo nos miramos y comenzamos a reírnos, llevábamos una semana hablando por señas con este hombre. Nuestra sorpresa fue en aumento cuando nos dijo que él también era español… y lo decía con orgullo (tanto, que tenía tatuado en el pecho un toro), aunque ya casi no recordase el idioma español. Lo siguiente que nos preguntó es si conocíamos a la “Niña de Antequera”, lo miré extrañada y asombrada. Entró al bar y la puso a todo volumen, tras una canción le siguió Joselito y yo ya pensé, que se había bajado la discografía entera de Cine de Barrio. Entré al bar con la intención de decirle que todo eso era muy antiguo, de la época de mi abuela, pero al ver las lágrimas en sus ojos, entendí que eso él ya lo sabía. Me miró y con la mano en el corazón dijo en un español ya olvidado por el tiempo: “Gusta mucho”.

Nos dijo, que para él oír esos temas, era como ver a su abuela y a sus padres, y que en un año volvería a España. No sé por qué pensé, que quizás lo lleva diciendo demasiados años. Intentaba explicar las emociones que la música le transmitía y cuando el poco español que recordaba no era bastante para poder expresarse nos decía: “terrible, es terrible olvido español”. A veces, con solo ver a una persona escuchar una música que realmente le gusta, le llega y le llena el alma, no hace faltan palabras. La música sí es el idioma universal.

Me había contagiado de tal modo la nostalgia que sentía, que le pedí me pusiera algo de “Chambao” y “Niña Pastori”…yo, tirando pa mi tierra. Me dijo que no las conocía y le dije que era la música de mi tierra …Cádiz. Con una mirada cómplice nos dijo que era de La Línea de la Concepción. Y así escuchando “Cai” en la voz de Niña Pastori, nos encontrábamos tres personas que amábamos nuestra tierra, sentados a la puerta de un pequeño bar en el sur de Francia. Tres personas que se sienten españoles, andaluces y gaditanos, aunque solo uno tenga pasaporte español, otro nunca lo haya tenido y otro lo cambiara por el francés.

Que pequeño y mágico es este mundo.

Niña Pastori – Cai

Las otras ‘manadas’ que no tuvieron juicios mediáticos en España: ¿adivinas el motivo?

Interesante y curiosa coincidencia…

Ramrock's Blog

00

En España ha habido una gran polémica por la sentencia de “La Manada”, que vino precedida de un juicio paralelo en los medios, juicio que no tuvieron otros casos similares. ¿Por qué razón?
He estado investigando un poco en hemerotecas y en las webs del Ministerio del Interior y de la Policía Nacional, y me he encontrado con las siguientes noticias de abusos sexuales en grupo ocurridos en los últimos años y que no merecieron la atención de los grandes medios, y por las que no han montado protesta alguna ni los grupos feministas ni los partidos de izquierda que ahora arremeten contra los jueces del caso “La Manada”:

Ver la entrada original 627 palabras más

Los zapatos de mi madre.

¡Hola Mamá!

Hace un par de mañanas, mientras buscaba en un cajón, una foto tipo carnet para renovar el pasaporte, encontré esta foto. No era la única, había algunas más. Fotos que traje de casa de papá a los pocos días que decidieras, que ya no querías sufrir más. Las guardé en el cajón del olvido, como cuando guardas algo que no quieres perder y terminas sin recordar donde lo pusiste. Esas fotos, que duelen al verlas, cuando la herida es reciente pero que a medida que pasa el tiempo y, de forma inesperada, como si el azar o el destino marcaran el ritmo en el que has de volver a encontrarte con ellas, te llenan de una triste felicidad. Triste porque me gustaría poder recordar ese día. El sonido de las palomas, el olor de las flores, el suave tacto de tu pelo. Y de felicidad porque, aunque no los tengo en mi memoria, son momentos que he vivido y compartido contigo.

P.D. Ahora entiendo el porqué me gustan tanto los zapatos.

Duerme pequeño…

El pequeño Ernesto abre la puerta sigilosamente. Desde que llegó al centro de acogida, todas las noches sale de su habitación a la misma hora. El recuerdo de su padre despidiéndose de él, lo lleva a querer escapar y recorrer las calles en su busca. Le prometió que se curaría, que pronto volvería a por él y lo llevaría a pescar. Hoy, es un día especial, es su cumpleaños y quiere celebrarlo con papá. Al despuntar el alba, las olas del río, mecen a un niño que duerme feliz.

 

Reto 5 líneas.